Suscríbete para enterarte de las novedades

lunes, 29 de diciembre de 2014

Concurso de Relatos de Terror "LA NOCHE DE LOS TIEMPOS"




Bases


1- Un cuento por persona.


2- El género literario será t
error, el sub-género es libre (terror psicológico, gore, gótico, horror cósmico,...) y la extensión de la obra será de un máximo de 600 palabras.

3- Deberá estar escrito en español.

4- Los concursantes tendrán plazo para publicar sus escritos hasta el domingo 11 de enero de 2015 a las 18.00 horas (México).

5- Todos aquellos que deseen participar en esta iniciativa, deberán publicar el enlace de su obra en el blog EL CÍRCULO DE ESCRITORES en esta entrada.

6- Los jueces determinarán la obra ganadora en función de parámetros preestablecidos por lo que no sólo se juzgará el relato por la temática, también por el orden, la coherencia y las faltas ortográficas. Serán descartadas aquellas obras que sobrepasen el límite de 600 palabras.




¡Ya estoy sintiendo el miedo!




El nombre del concurso es en honor a un relato de Howard Phillips Lovecraft (1890-1937), uno de los maestros del género de horror de todos los tiempos.


45 comentarios:

  1. Quiero participar en el concurso, aquí os dejo mi relato. Suerte a todos.
    http://www.relatosdeparanoico.eu/2014/12/mi-amada-en-el-camposanto-concurso.html

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! soy un simple aficionado pero me encantaría participar. Aquí va mi enlace:

    http://donde-los-valientes-viven-eternamente.blogspot.com.es/2014/09/la-infernal-tumba-que-mi-odio-construyo.html

    ¡Muchas gracias! ¡suerte a todos los participantes!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!, Me gustaría participar. Dejo un link. Espero les guste.

    http://viccfriaslite.blogspot.mx/2014/12/relato-treinta-y-tres-anos.html

    ¡¡Muchas gracias y Éxito a Todos!!

    ResponderEliminar
  4. Hola, muchas gracias por la iniciativa. Espero que guste

    http://lasrocaserrantes.blogspot.com/2014/12/la-puerta-del-infierno.html.

    Un saludo y suerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enlazo de nuevo a Francisco
      http://lasrocaserrantes.blogspot.mx/2014/12/la-puerta-del-infierno.html

      Eliminar
  5. Pueden disfrutarlo... http://cafeyescriturasconhumo.blogspot.com/2014/09/refugio-de-la-amada.html

    Saludos desde Lima, Perú. Me contactan al enricoartemania@hotmail.com

    ResponderEliminar
  6. Muy bueno el concurso. Me encantan los cuentos de terror.
    Dejo el mío:

    http://lucianodoti.blogspot.com.ar/2015/01/la-muneca.html

    ResponderEliminar
  7. Un pequeño aporte de mi parte:

    http://pratt-en-bellona.blogspot.com.ar/2015/01/desperte-agitado.html

    ResponderEliminar
  8. Hola aqui esta el mio veanlo porfa

    https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=312870985574918&id=100005560575460&pnref=story

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tu participación y Bienvenido a El Círculo de Escritores. El límite de palabras es 600 y también debe ser de tu autoría. Queda fuera pero por el exceso de palabras y que en el enlace pone Ricardo Arjona como autor (el cantante). Habrá más concursos así que no te preocupes pero sí que por favor, si no tienes blog, puedes copiar y pegar tu texto aquí como comentario. Muchas gracias Luis y un abrazo

      Eliminar
  9. ¡Hola! Os dejo mi participación.

    http://www.rizaval.blogspot.com.es/2015/01/eli.html

    ResponderEliminar
  10. El duelo que no termina. Aquí mi enlace: http://luis-elperiodico.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un extraño personaje. Aquí mi enlace:
      http://inquietudesliterarias.blogspot.com.ar/2015/01/un-extrano-personaje.html

      Eliminar
  12. ¡Hola! Acá va la participación de una simple aficionada. ¡Saludos!

    http://cdtyadp.blogspot.com.ar/2015/01/un-amor-inmortal.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola ZOAN. No pude leer tu cuento. Me dice que se ha eliminado el blog.

      Eliminar
    2. Hola, Alejandro.
      Tuve un problema tratando de configurar mi blog. Recién ayer lo abrí, y estoy aprendiendo a usarlo. Sin querer cambié la configuración de la dirección URL, y lo toma como que lo borré.
      Este es el link:
      http://corazondetintayalmadepapel.blogspot.com.ar/2015/01/un-amor-inmortal.html
      ¡Muchas gracias por informarme! Un saludo grande.

      Eliminar
  13. http://pk2literarios.blogspot.com.es/2015/01/bzzz.html
    Ahi va el enlace a mi cuentillo!! Un saludo a todos y que gane el mejor, mientras... disfrutemos con la lectura!!

    ResponderEliminar
  14. Participación de M. Esther Ruíz Zumel

    " EXPRESIONES TERRORÍFICAS"

    El miedo pinta la crueldad en su rostro conservando aspectos ignorantes al
    que pasa la vida sembrando maldad.Caminando sobre la tierra bebiendo agua
    sin apreciar el sabor de la vida.
    Extraviando la dignidad humana porque no supo amar.
    Flotando entre nenúfares clavando brujerías con sentimientos de odio
    ardiendo fuego profundo que jamas se apagara. Observando al semejante para
    asustar su integridad paralizando las palabras negando la claridad acunando
    la oscuridad entre gritos endemoniados buscando entre lapidas un espacio
    en el infierno. El miedo es dolor asustando el valor,
    Esclavos multiplicando sus cadenas abandonando su libertad.
    Prisiones de corazón mutilados en su avaricia,
    Sentimiento desagradable producido por un peligro existente tatuando el
    cuerpo como las entrañas del humano.
    Miedo cinco silabas rompiendo en añicos todo lo que rodea,
    Misterioso. Indeciso. Ermitaño de la soledad. Demonios sin piedad.
    Ornamentando malos deseos batallando hasta encontrar la muerte inquieta
    aclamando penitencia que en vida nunca la busco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos, buen relato, muy descriptivo y bastante poético aunque muestre y describa algo negativo. Éxitos!

      Eliminar
    2. Muy filosófico y reflexivo.
      Un gran abrazo.

      Eliminar
  15. Participación de Harol

    Cuento: "EL FANTASMA"

    Era una madrugada. El abuelo Ignacio se dirigía a Huanta.
    Estaba al final de Pauca, cuando vio que un hombre se acercaba y alejaba del río como dudando en si cruzarlo o no. En esa época del año el caudal del río Cachi era bajo. ¿Quién sería? ¿Algún borracho madrugador? No parecía cristiano.
    Los burros se espantaron, no querían seguir avanzando.
    Al abuelo se le escarapeló el cuerpo. El hombre seguía tanteando en si cruzar el río o no. Dicen que los fantasmas le temen al agua.
    Siguió caminando, jalando a los burros para que no retrocedieran. A las seis tenía que estar en Huanta.
    -Señor, ¿podría ayudarme a cruzar al otro lado? -le preguntó el hombre con una voz que no era de este mundo.
    El abuelo temblaba a pesar suyo. Los burros rebuznaban como si estuvieran delante del mismo diablo.
    -No temas, no te voy a hacer nada -le dijo el hombre, adivinando su miedo-. Solo ayúdame a cruzar. Por favor.
    Le estaban pidiendo un favor. El abuelo aceptó.
    -Súbase a mi espalda -dijo.
    El hombre de un salto se le prendió en la espalda. Pesaba menos que una pluma. El abuelo se encomendó al Señor.
    Se metieron a las heladas aguas del Cachi. Las piedras estaban resbalosas. Las veces que el abuelo trastabillaba, sentía temblar al hombre, escuchaba el castañeo de sus dientes. ¿Tanto miedo le tendría al agua?
    Al fin llegaron a la otra orilla. Nunca cruzar un río le había causado tanta angustia al abuelo.
    El hombre saltó a tierra, le dio las gracias y se fue en dirección al cementerio de Q'ello Q'ello con apurado paso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesante historia.
      ¿Por qué será que los fantasmas le teman al agua? ¿Será que los vivos dependemos tanto del agua que teman volver si la tocan?
      Curioso.

      Eliminar
    2. Saludos, muy buena historia. Puede que el abuelo se salvo de un mal susto por ayudar al fantasma a cruzar el río. Éxitos!

      Eliminar
    3. Me ha gustado ese muerto tan educado y la historia también.
      Un abrazo

      Eliminar
  16. Saludos y feliz 2015 para todos, les dejo debajo mi participación. Muchas gracias. Éxitos y bendiciones!

    http://clioenelespejo.blogspot.com/2015/01/notas-malvadas.html

    ResponderEliminar
  17. Saludos, dejo mi relato

    http://papan3.blogspot.com.es/2015/01/la-noche-en-la-que-empezo-todo.html

    ResponderEliminar
  18. Relato de Pedro Rafael Fonseca Tamayo.

    "El niño y su perro"

    La familia acostumbraba a ir de vacaciones todos los veranos a la casa de la playa y en esos meses la madre se transformaba en un ser temeroso. Al niño le gustaba asustarla inventándole historias de fantasmas que veía deambular por la casa.
    Ese verano haría realidad los temores de la madre y las ideas fantasiosas de adolescente.
    Escondido detrás de la pared de la cocina espero, y mientras la oía aproximarse, sonrió al pensar en su cara cuando saltase frente a ella gritando como loco, pero al brincar, como había planeado, soltó un grito tan real que la madre cayó de espaldas llena de pánico.
    El niño, petrificado y pálido, respiraba agitadamente con los ojos desorbitados, verdaderamente presa del miedo. La madre lo abrazó, intentando sonreír
    - Me has dado el susto de mi vida, deja ya de fingir bribón.
    -Lo he visto de verdad, mami, te lo juro- dijo sollozando el pequeño tapandose los ojos con las manos- le vi chocar contra mi cuerpo y desaparecer. Iba seguido de un perro grande, amarillo y peludo.
    - ¿Qué es lo que inventas? ¿Fue tu padre quien te dijo que me dijeras eso? ¡Respóndeme! - la madre lo sacudió levantando la voz- ¡Me estas asustando! ¡Basta ya de jueguitos!
    - Es cierto, lo vi, no estoy inventando nada
    La madre rápidamente llamó al padre quien le aseguró que se reuniría con ellos en la tarde, que no podía atenderla en esos momentos. Ella y el niño almorzaron sin pronunciar palabra. El no volvería a decirle nada del niño fantasma.
    Nunca le creería que jugaron juntos toda la mañana correteando en la arena. Ya no le tenia miedo, el niño y su perro eran buenos. Ahora, en vez de asustarse, sonría al ver como el pequeño fantasma jugaba haciendo como que engullía las cucharadas que su madre se disponía a tragar. La madre sonreía también sin imaginar la causa del cambio de humor.
    - ¿Se durmió?- pregunto el padre al llegar y ella asintió- Explícame todo con calma, por favor.
    El padre se sentó a su lado con una cerveza en la mano derecha. Afuera la lluvia arreció, obligándoles a cerrar las ventanas, abiertas brutalmente por una fuerte ráfaga de aire marino, cargado de agua, desechos y recuerdos.
    - ¡Como es posible! Sucedió cuando éramos niños y solo nosotros sabemos la verdad- le gritó el padre con la cara empapada de lluvia y sudor, mientras se llevaba la mano izquierda y lanzaba un quejido de dolor.
    - Todos estos años hemos tenido la boca cerrada y hasta edificamos la casa sobre su tumba. Creo que no fue buena idea.
    - Éramos solo niños, debimos declarar que fue un accidente- le recriminaba la madre llorando- pero no me dejaste abrir la boca y morí también ese día.
    - ¡Cállate! Y no te hagas la santa conmigo. Prefiero vivir atormentado, pero libre.
    Ninguno de los dos podía percatarse de la mirada inquisidora del niño, ni de los ladridos de rabia de su perro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos, un buen relato y con un final crudo e inesperado, y qué tal preferir "vivir atormentado, pero libre"?, consecuencias!, . Éxitos!

      Eliminar
    2. Me ha encantado.
      Escalofriante y un final inesperado.
      Un abrazo.

      Eliminar
  19. "En mi oscuridad"

    Lo primero que siento al despertar es dolor. Lo siento en cada poro de mi cuerpo desnudo, en cada
    fibra de carne. Ahora ya forma parte de mi. El dolor, el verdadero dolor, es como un parásito
    devorador: penetra invisible a través de la piel, y se diluye en la sangre hasta alcanzar los huesos.
    En cualquier otro lugar odiaría esta sensación con todas mis fuerzas. Pero aquí abajo...aquí donde
    todo se hunde en la oscuridad, es lo único que me recuerda que sigo viva. Me cuesta mucho
    respirar, algo duro me oprime el pecho. Me doy cuenta de que estoy boca abajo, y aunque el más leve movimiento es como un latigazo de fuego, consigo ladearme para que el aire pueda
    entrar en mis pulmones. Entonces deseo no haberlo hecho. Este olor dulzón y sofocante a tierra
    podrida me provoca nauseas. Siento cómo la bilis me sube hasta la garganta, pero consigo retener
    las arcadas; solo empeoraría las cosas. No puedo ver nada, pero eso no me asusta. Aquí abajo los ojos no sirven de nada, aquí abajo todo es un abismo negro e infinito. Estoy de vuelta en mi jaula.

    De pronto me doy cuenta de que están hablando, les oigo muy cerca, y todo mi cuerpo se tensa
    como el alambre. No entiendo su idioma pero después de tanto tiempo puedo distinguir entre su
    vocabulario palabras que significan que algo está bien o está mal, y esta vez no están satisfechos
    conmigo. Necesitan a otro. Espero conteniendo la respiración a que tomen su decisión, puedo oír mis latidos resonándome en el pecho. Los segundos me asfixian, hasta que finalmente les oigo alejarse hasta un punto indeterminado en esta enorme oscuridad. Luego, el inconfundible sonido de una cerradura que se abre, el chirrido de una puerta metálica, un forcejeo y gemidos ahogados de una mujer joven, un cuerpo que arrastran por el suelo, otra puerta más grande que se cierra y, al final, el silencio. Estoy a salvo. A pesar del dolor que me roe los huesos algo en mi interior me pide encogerme en posición fetal, un primitivo gesto de protección, y así me quedo. Debería sentir lástima por esa inocente que se han llevado, pero lo único que pienso es en la suerte que he tenido de que otra ocupe mi lugar, de que mi cuerpo se colapsara, de darles el nombre de esa chica y que ellos simplemente me devolvieran a la jaula sin castigarme. Era o ella o yo: la elección era sencilla ¿Y quién puede culparme? Todos los que estamos aquí nos hemos convertido en enemigos, todos deseamos librarnos del mal, que sea otro y no tú el que sufra.

    Somos sus sujetos de pruebas, experimentan con nuestros cuerpos y mentes hasta que uno de los
    dos falla. Semanas, meses, años...No se cuánto tiempo llevo aquí. La oscuridad y la soledad hacen
    que el tiempo transcurra como una niebla adormecedora, un vacío al que hace tiempo que me
    entregué sin reservas olvidando todo lo demás, incluso la persona que una vez fui. Vivo entre
    tinieblas, y en las tinieblas los barrotes de mi jaula son mi única protección contra los monstruos,
    contra el miedo y la desolación. He sucumbido a la oscuridad hasta fundirme con ella, y ya no deseo
    estar en otro lugar que no sea entre mis rejas. No deseo dejar de sentir el dolor... Sigo viva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy interesante, Anaís, saludos

      Eliminar
    2. Dura supervivencia Anaïs. Impresionante lo angustioso que es. Bienvenida a El Círculo de Escritores. Un abrazo

      Eliminar
    3. Desgarrador vivir así.
      Un abrazo.

      Eliminar
  20. Saludos, buena narración y muy descriptiva de las sensaciones que genera un suspenso. Y con un crudo y duro final de triste supervivencia. Éxitos!

    ResponderEliminar
  21. Os dejo por aquí el enlace a mi cuentecillo de terror, espero que os guste

    http://viviendoalotroladodelespejo.blogspot.com.es/2015/01/el-miedo-viaja-por-carreteras-secundarias.html

    Un saludo

    ResponderEliminar
  22. ¡Saludos!
    Participo con el siguiente relato:

    http://relatosneverland.blogspot.com.es/2014/12/regalos-de-navidad.html

    ResponderEliminar
  23. ¡Saludos amigas y amigos del Circulo de Escritores! La calidad de los trabajos que he leído ha llegado a niveles muy altos, les felicito a todos. Les dejo aquí mi participación en el concurso, en realidad mi segundo intento (El primero excedió la cantidad de palabras de la consigna) Se llama "Gualichú" y se inspira en una leyenda indígena de mi país. Abrazos.
    El link http://karlosdearma.blogspot.com.ar/2015/01/gualichu.html

    ResponderEliminar
  24. Os dejo mi aportación al concurso. Un saludo!

    http://relatosantilogicos.blogspot.com.es/2015/01/la-sombra.html

    ResponderEliminar
  25. Buenas tardes.
    Les dejo el link de mi relato.

    http://www.mishumildesopiniones.com/2015/01/noche-tranquila.html
    Mil gracias por la oportunidad de participar.
    Sea esta una ocasión para agradecer las deferencias hacía mi persona y desearles un excelente año colmado de bendiciones para todos.
    Un gran abrazo y mis mejores deseos.

    ResponderEliminar
  26. Buenos días, acá les dejo el link de mi relato para el concurso. Desde ya, muchas gracias y suerte a todos!

    http://lookingforaserendipity.blogspot.com.ar/2015/01/pesadilla-o-realidad.html

    ResponderEliminar
  27. De Paola Rinetti
    Título: Repaso

    Cerró la puerta tras de sí una vez que estuvo dentro y depositó el pesado maletín sobre el suelo de parquet.
    Se quito con pesadumbres el impermeable negro atestado de gotas y lo colocó en el único gancho libre del perchero.
    Cuando regresó la vista al frente, dos pequeñas niñas se encontraban de pie frente a ella; ambas sostenían con sus manos un pastel que resultaba de tamaño superlativo a su lado, del cual se destacaban imperfectas decoraciones con aderezos de repostería de diferentes colores y texturas. La tosquedad con la que estaban realizados tales realces revelaba al instante quiénes habían sido las ejecutantes del elevado bizcochuelo.
    Sonrió con emoción y las dos niñas la imitaron, con mayor vivacidad. A continuación, colocaron con cuidado el pastel en el suelo y corrieron a su encuentro.

    Liberó a sus labios de la presión que sus dientes ejercían y elevó la mirada. Las manos le temblaban y el cuerpo se tornaba progresivamente más tieso.
    Aquellos ojos la intimidaban, y un intenso apocamiento le impedía sostener la mirada con quien tenía frente a ella.
    Le tomó las manos de repente y las envolvió en las suyas. Se acercó con cuidado, cerró los ojos y acto seguido la besó larga y profundamente.


    Abandonó el cuarto de baño envuelta en una mullida toalla rosa. Las gotas que le corrían por el cuerpo generaban pequeños charcos en todos los sitios donde sus pies se posaban.
    Se acercó con paso dubitativo al espejo de pié que reposaba en medio de la habitación, se colocó de perfil frente al rectangular elemento espejado y dejó caer la toalla al suelo, revelando un cuerpo desnudo en su totalidad, de piel extremadamente blanca. Se acarició el vientre con las manos y sonrió.

    Cerró la pequeña libretilla de hojas plegadas y la guardó en el bolsillo mayor de su cartera; se despidió amablemente del profesor y abandonó el salón de clases intentando contener las lágrimas de emoción.
    Recorrió apresuradamente los cilíndricos y extensos pasillos de la institución y salió al exterior. Un grupo de personas de diversos sexos y edades se volteó en cuanto oyó sonar el portón principal cerrarse. De pie en el peldaño superior de la extensa escalinata, les entregó a todos ellos una radiante sonrisa que no tardó en ser devuelta…
    …Abrió los ojos y las lágrimas se desprendieron. Las gotas rodaron por los pómulos y salieron despedidas hacia adelante, arrastradas por el turbulento aire, sin alcanzar a deslizarse por las mejillas.
    El intenso zumbido le aturdía los ojos y enmascaraba cualquier otro sonido que se pudiera manifestar. Las luces parpadeaban y por momentos se apagaban por completo, sumiendo el escandaloso ambiente en una nube de oscuridad y succionando los desesperados rostros.
    Le dolían las palmas de las manos de afirmarse al sostén rígido más próximo. Sintió algo húmedo correr por sus dedos pero no logro corroborar si era sangre. Las bombillas de luz dejaron de funcionar y la penumbra reinó.
    La nocturna oscuridad fue interrumpida esporádicamente por destellos ardientes provenientes de diversas direcciones. Los ojos de la mujer se clavaron en una incandescencia mayor proveniente en la parte delantera. La trompa continuó descendiendo hasta dar con el suelo.
    Se oyó una explosión y acto seguido una nube de fuego abrasante arrasó en dirección a ella; tan solo restaban milésimas de segundos hasta ser envuelta por completo por aquella ardiente horda: entonces, supo al instante que finalmente aquella sería la última imagen que vería y grabaría en su cabeza, junto con los restantes recuerdos que se habían tallado a lo largo de los años en su memoria.

    ResponderEliminar
  28. Hola, no sé si llegué justo a tiempo, pero por si acaso, les dejo el mío:

    Título: ¿Qué pasó en la casa número 13?

    "Dentro en 3,2,1…

    "A primera hora de la mañana, los vecinos cordobeses de Zuheros han encontrado a las puertas de la casa Número 13 lo que parece [...]"

    Read more at http://fotoalquimiada.blogspot.com/2015/01/que-paso-en-la-casa-numero-13.html#cL83Puq6SLM8AzEt.99

    ResponderEliminar
  29. Hola a todos. Como buen español, todo a última hora. Aquí os dejo mi delirante relato a concurso. Que ustedes lo disfruten:
    http://apocrifosycompulsivos.blogspot.com.es/2015/01/el-cebo.html

    ResponderEliminar
  30. Participo con este breve relato:

    http://relatosfr.blogspot.com.ar/2015/01/el-artista.html

    Saludos!!

    ResponderEliminar